Anamita

Siempre he sido muy fan de la gente brillante: Analogía, es la enfermedad de la que no me quiero curar nunca.De tus cigarros,yo sería las colillas.De tus tacones,yo sería la Gran Vía.Cada vez que tú caminasla calle se llena de anauncios,porque eres un espectáculodigno de ser anamirado.Ponle anamita a estas ganasde explotar contigocada vez que ríes … Continúa leyendo Anamita

Call me Ana

Como cada sábado, mi despertador sonaba a las 9h., no soporto echar largas jornadas en la cama en fin de semana. Me hace sentir una extraña sensación de pérdida de tiempo. En fin, con olor a café recién hecho y una extraña sensación por mis sueños de la noche anterior, daba comienzo mi día.  Este … Continúa leyendo Call me Ana

La historia de un amor para principiantes o como sobrevivir a un amor de verano

Soy una apasionada de septiembre. El mes de las tranquilas puestas de sol y de los tempranos atardeceres.  De los anuncios para coleccionistas y de las deseadas vueltas al cole. El comienzo de un nuevo “curso”, la vuelta a la rutina de otros y el amor/odio del regreso al trabajo. El mes de las tranquilas vacaciones … Continúa leyendo La historia de un amor para principiantes o como sobrevivir a un amor de verano

Estrellada pero informal

Mi lenta y despiadada caída hacia los 30 ha llegado. Pero como dicen los grandes gurús de la generación Z, los 30 son los nuevos 20 ¿no? Llevo varias semanas experimentando lo que se siente con 27, algo parecido a los 26 solo que con menos libertades. Esta nueva normalidad, supuesto no estado de alarma … Continúa leyendo Estrellada pero informal

De cuando le pedí una señal al universo y este, me mandó directa a casa

Cómo sabéis en este 2020 me propuse zanjar con “los pendientes de mi vida”(Y si no los tienes, ¡felicidades campeón!). Me refiero a todo aquello que vamos arrastrando y nos impide o nos complica nuestra paz. Hay muchos niveles y tipos, pueden ir desde los básicos como, música o libros, hasta algo más elevado como … Continúa leyendo De cuando le pedí una señal al universo y este, me mandó directa a casa